Cómo optimizar las imágenes a nivel SEO

Cómo optimizar las imágenes a nivel SEO. Fotógrafo con una cámara.

Cómo optimizar las imágenes a nivel SEO

Hoy en Waukin Media nos centraremos en cómo optimizar las imágenes a nivel SEO. No debes olvidar que el contenido de tu web es un concepto amplio que abarca mucho más que textos. Fotos, infografías y otros recursos visuales también juegan su papel en el posicionamiento de tu e-commerce. Veamos qué se puede hacer para potenciarlos.

A pesar de que entre los profesionales del marketing y el posicionamiento en buscadores no existe duda alguna de la importancia de optimizar las imágenes a nivel SEO en cualquier proyecto online lo cierto es que este es un aspecto que suele descuidarse.
En artículos anteriores ya hemos hecho hincapié en el SEO On Page y te hemos facilitado algunos consejos para optimizar el contenido de tu página web para posicionarla dentro de la SERP. Un buen title o una metadescripción personalizada pueden ayudar a que tu negocio online alcance una mayor visibilidad pero si dejas de lado a las imágenes que acompañan a tus contenidos escritos estarás desperdiciando una oportunidad de ganar en calidad y relevancia.

Mucho más que imágenes decorativas

Las imágenes de tu e-commerce tienen una doble utilidad: Por un lado, hacen que nuestros artículos despierten un mayor interés en los lectores al ser más atractivos a primera vista y por otra parte proporcionan al usuario datos que serían difíciles de transmitir usando sólo el lenguaje escrito. Vamos, que una imagen vale más que mil palabras como suele decirse.
En definitiva, no basta con elegir cualquier imagen para ilustrar la ficha de un producto o una entrada de blog. Tienes que desterrar de tu mente la idea de que las imágenes sólo tienen que ser expresivas o sugerentes. Fotografía y texto forman un bloque y aunque el modo en que se optimizan a nivel SEO es diferente no puedes despreocuparte de ninguno de estos elementos.

El tamaño de las imágenes de una página web

Después de seleccionar las imágenes que ven a acompañar al resto de los contenidos de tu tienda online llega el momento de fijarse en su tamaño. Cuidado, aquí no nos referimos tanto al alto y ancho de una imagen en píxeles sino más bien a su peso en KB.
Lo ideal es que todas las imágenes de tu página no sobrepasen el límite de 100KB. Como decíamos en nuestro post invitado en SiteGround sobre las ventajas de elegir un buen proveedor de hosting a nivel SEO el tamaño de las imágenes influye de forma directa en la velocidad de carga de una web. Las imágenes demasiado grandes ralentizan la carga y esto es negativo para tu estrategia SEO.
Reducir el tamaño de una fotografía no es tan complicado como pueda parecer. Una forma de hacerlo sería abriendo la imagen con Photoshop. Una vez que tienes delante la foto que vas a optimizar tienes que hacer clic sobre el menú Archivo como con cualquier otro documento en Word.

Guardar imagen para web con photoshop


Después debes darle a la opción “Guardar para web” como se ve en la imagen de arriba. Si aún así la imagen es muy grande puedes reducir un poco la calidad de la imagen que va de “Máxima” a “Baja” o reducir el tamaño en píxeles de la imagen.

Otimizar el tamaño de la imagen a nivel SEO

El uso del atributo Alt en las imágenes

Si alguna vez has escrito una entrada en un blog quizá te hayas fijado en el campo llamado texto alternativo que aparece cuándo subes y seleccionas una imagen destacada para ilustrar tu artículo. Ten en cuenta que los motores de búsqueda no entienden los contenidos de la misma forma que los seres humanos y por este motivo hay que facilitarles la tarea de indexar las imágenes de tu web.
En el recuadro de texto alternativo has de describir la imagen que vas a colgar en la página de tu negocio online. Así los buscadores podrán rastrearla e indexarla correctamente. Además, este atributo Alt también sirve de apoyo a los usuarios con una discapacidad visual ya que ciertos dispositivos les facilitan la información del texto alternativo de las imágenes.
En caso de que sea relevante siempre has de incluir en el atributo Alt la palabra clave principal que se trabaje en el texto de la página en cuestión. No pierdas de vista que se trata de describir una fotografía concreta de un modo simple y directo porque si se da la circunstancia de que la página no cargue correctamente el usuario sólo verá lo que ponga dentro del atributo Alt.

El título de una imagen en posicionamiento SEO

Al igual que ocurre con el texto alternativo de una imagen es bueno que el nombre que le pongas a los archivos de imagen de tu web sea breve, descriptivo y a ser posible contenga alguna de las palabras clave que te interese posicionar con el contenido asociado a esa imagen.
Recuerda que para posicionar un contenido a nivel SEO no es preciso repetir la misma palabra clave una y otra vez. Imagina que tienes una empresa de alquiler de vehículos y escribes un artículo para promocionar tus servicios en Sevilla. Podrías trabajar variantes de “alquiler de coches en Sevilla” como “alquilar un coche Sevilla” o “reservar un vehículo de alquiler en la capital Hispalense”, por ejemplo.
Ojo, has de evitar los títulos excesivamente largos. No cometas el error de irte por las ramas ni de incluir más palabras clave de la cuenta. Han de prevalecer la relevancia temática y la redacción natural.
Y para terminar, no pongas nunca nombres de imagen genéricos como “Imagen01.JPEG. Si caes en este tipo de prácticas a los buscadores les será más complicado entender el contenido de tus imágenes.

Ahora que tienes una primera aproximación de cómo optimizar las imágenes a nivel SEO te será más sencillo saber por dónde empezar a mejorar tus contenidos visuales para impulsar la visibilidad de tu negocio. No olvides que el posicionamiento en buscadores es una carrera de fondo en la que todo suma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba

¡Háblanos
Sobre Ti!