Consejos básicos para un estudio de palabras clave para SEO

Estudio de palabras clave para SEO

Consejos básicos para un estudio de palabras clave para SEO

Hacer un estudio de palabras clave para SEO es un buen punto de partida si quieres trabajar el posicionamiento de tu e-commerce. Para ganar visibilidad primero has de saber cómo buscan tus productos o servicios tus clientes potenciales y eso se consigue analizando los datos de tu sitio web y tu competencia.

En un artículo anterior ya te explicamos qué son las palabras clave y cómo elegirlas. Sin embargo, en aquella ocasión nos centramos sólo en Google Ads. Esta vez, nos ocuparemos de la otra cara de la moneda de las estrategias de marketing digital. Veremos cómo efectuar un estudio de palabras clave para mejorar el posicionamiento SEO de tu negocio online.
Antes de nada, cabe resaltar la importancia de tener claro cómo buscan los usuarios tus productos o servicios. Esta información te puede servir para crear contenidos relevantes u organizar las categorías de tu tienda, por ejemplo. Da igual que se trate de un proyecto web de nueva creación o de otro que lleva años en el mercado. Pensar en el cliente es un hábito que no hay que abandonar.
Pongamos un caso práctico. Imagina que tienes una tienda de disfraces y resulta que al hacer tu estudio de palabras clave descubres que tus clientes suelen buscar disfraces infantiles, disfraces de Halloween, disfraces para Navidad y disfraces para Carnaval. Puedes incluir esas categorías en tu tienda o si ya existen crear contenido específico para ellas. Dale al cliente lo que pide.
A continuación, vamos a ver qué pasos dar la hora de desarrollar un estudio de palabras clave o Keyword Research.

Analiza la situación actual

La primera pregunta qué debes formularte es qué contenido de tu e-commerce quieres posicionar, con qué objetivo y el periodo de tiempo aproximado que estimas razonable para llegar a la meta que has establecido.
Ojo, los objetivos han de ser realistas. Si tienes un pequeño comercio no puedes compararte con gigantes del sector como Amazon, por ejemplo. El número de visitas, la base de clientes y el volumen de ventas serán totalmente diferentes con lo cual no servirá para nada seguir las mismas estrategias. Aprovecha los recursos que tienes a tu alcance y trabaja para lograr un crecimiento sostenible.
Después de este pequeño apunte es hora de volver sobre nuestros pasos y seguir con el tema del estudio de las palabras clave. Hemos dicho que una de las primeras tareas es decidir qué contenido quieres potenciar en buscadores y para qué.
A ver, piensa por un momento que tienes una agencia de viajes. Crear un blog en el que se escriban entradas sobre los principales destinos vacacionales que ofreces para despertar el interés del usuario por conocer esos lugares y labrarte una imagen de marca sería una posibilidad.

La elección de palabras clave

Un buen lugar por el que empezar a trabajar el posicionamiento SEO es tomar como modelo la competencia. Si tu negocio está en Internet desde hace un tiempo también podrás apoyarte en las palabras clave que ya están incluidas dentro de tu e-commerce y que podrían aparecer en mejores puestos dentro de la SERP con algo de trabajo.
Existen multitud de herramientas que te pueden servir para elaborar la lista de palabras clave. Utilizando Sistrix, por ejemplo, puedes obtener una lista con palabras clave relevantes para luego analizarlas y quedarte sólo con aquellas que te resultan más interesantes debido que gozan de un mayor índice de visibilidad o aque atraen más tráfico por ejemplo.
Por supuesto, no debes dejar de lado tu experiencia gestionando tu negocio. Pongamos que tienes un negocio de copia de llaves. Si has comprobado con el tiempo que los usuarios buscan más las copias de llave para coches y no las copias de llave para motos en tu estudio de palabras clave para SEO has de descartar todo lo que tenga que ver con motocicletas. Eso sí, toma decisiones informadas y no basadas en la intuición.
Y para finalizar, debes seleccionar con cuidado las palabras clave en función de la intencionalidad del cliente. No es igual que un usuario busque “comprar tablas de surf” que “cuáles son las mejores tablas de surf del mercado”. En el primer caso, estamos ante un posible comprador y en el segundo frente a alguien que busca simplemente información.

Equilibrio entre volumen y relevancia

No todas las palabras clave son iguales. En cualquier sector existen algunos términos que se buscan con mayor frecuencia que otros y esos son los que han de atacarse a fin de alcanzar un volumen de tráfico suficiente que permita a tu empresa ganar visibilidad o generar conversiones.
Una advertencia. Las palabras demasiado genéricas suelen tener un gran volumen de búsqueda pero eso no lo es todo. ¿De qué te sirve que los usuarios te encuentren con una palabra clave que no describe bien tu negocio? Los términos específicos son más relevantes porque describen con mayor exactitud lo que desean tus clientes y eso es lo que debes ofrecerles con tu estrategia de contenido.
Por ejemplo, imagina que tienes una empresa de alquiler de apartamentos en Cádiz. Cuando alguien pone en el buscador la palabra clave “apartamento” su intención no está clara. ¿Quiere comprar una vivienda? ¿Le interesa un alquiler permanente? ¿Busca alquilar un apartamento por días o semanas?
En este caso concreto sería mejor decantarse por términos como “alquiler apartamento Cádiz” o “alquilar apartamento Cádiz en verano”. En general, evitar posicionar los términos de una sola palabra será una línea de acción más acertada.

La estacionalidad de las palabras clave

Que hay productos más demandados en según qué época del año es algo de sobra sabido. Y esto influye en las búsquedas que hacen los usuarios. Si tienes un e-commerce de ropa, por ejemplo, la gente no buscará palabras clave como “falda larga primavera” en pleno diciembre.
No obstante, como ya hemos apuntado desde Waukin Media en otras ocasiones el SEO es un proceso que lleva su tiempo. Has de preparar con antelación los contenidos que vas a potenciar durante campañas específicas como Halloween, Black Friday o las vacaciones veraniegas. En especial si se trata de contenidos más o menos estáticos y siempre presentes en tu web como son las categorías de producto, por ejemplo.

En suma, en un estudio de palabras clave para SEO intervienen diversos factores. Tus objetivos de negocio, la competencia, cómo y cuñando buscan los usuarios lo que ofreces… Pero el esfuerzo merece la pena ya que gracias a este análisis puedes conseguir una mayor presencia online y tráfico de calidad para tu empresa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba

¡Háblanos
Sobre Ti!