Qué no se puede anunciar en Google Ads

Que no se puede anunciar en Google Ads

Qué no se puede anunciar en Google Ads

Las políticas referentes a qué no se puede anunciar en Google Ads son muy claras. Sin embargo, nunca está de más hacer un pequeño repaso para tener una visión general de los productos y servicios permitidos. Así sabrás antes de empezar si tu negocio o tus anuncios son aptos para publicarse en Internet.

La semana pasada hablamos de las razones por las que a veces no salen los anuncios de nuestras campañas de Google y hoy desde el equipo de Waukin Media queremos ampliar este tema centrándonos en qué no se puede anunciar en Google Ads. Además, aquí entran en juego otras cuestiones como la página web en la que aterrizan los usuarios tras pinchar en nuestros anuncios o la calidad y veracidad del texto de los mismos.
Nunca olvides que para Google es muy importante ofrecer al usuario información fidedigna y de interés acerca de los productos o servicios que esté buscando. En consecuencia, los anuncios de nuestras campañas de marketing digital han de cumplir unos requisitos mínimos. Importa tanto lo que ofrecemos desde nuestro e-commerce como la manera de hacerlo.
Y no sólo es cuestión de mejorar la experiencia de los cliente potenciales que visitan la web de nuestra empresa. Por otro lado, también se pretende conseguir que los anuncios sean más eficaces. En otras palabras, las directrices de Google ayudan a que los anuncios sean más atractivos y tengan más posibilidades de generar ventas, llamadas o envíos de formularios de contacto entre otras cosas. Si sigues nuestro blog ya habrás adivinado que estamos enumerando distintos tipos de conversiones.
A continuación, vamos a exponer brevemente los principales aspectos de la política de Google que influyen a la hora de prohibir un anuncio:

  • Contenido engañoso o fraudulento: Como es lógico, Google se mueve dentro de los marcos de la legalidad. En definitiva, no se pueden promocionar artículos falsificados, el consumo de sustancias estupefacientes, las armas o el tabaco. Quizá te haya llamado la atención que se mencionen las armas pero has de tener en cuenta que en países como Estados Unidos hay tiendas en las que pueden adquirirse. Este hecho puede llevar a situaciones absurdas. Por ejemplo, imagina que regentas una tienda de piezas de repuesto para coches y quieres anunciar bombas de agua. Tus anuncios pueden rechazarse por contener la palabra “bomba” en el texto. Que no cunda el pánico: Puedes solicitar una revisión manual para solventar este tipo de problemas pero es bueno que sepas de antemano las dificultades que pueden presentarse.
    Las campañas que fomenten el racismo. La discriminación o la piratería son otros ejemplos clásicos de contenido prohibido.
  • Prácticas prohibidas: Existen cosas que no se pueden hacer en Google Ads. En resumen, todo se reduce a no respetar la Ley de Protección de Datos e incluir información falsa en tus campañas acerca de personas, productos o servicios. No puedes anunciar dietas milagrosas de adelgazamiento o indicar que tus productos son capaces de curar el cáncer, por ejemplo. Con la salud no se juega pero no es el único campo sobre el que hay que facilitar información veraz. Las condiciones de envío, los precios o la información de contacto de tu empresa son otros datos que has de tratar correctamente en tus anuncios. ¿Comprarías en una tienda que mostrase un precio en el anuncio y otro en la web para un mismo artículo? Obviamente, no. Esa clase de malas prácticas no dan confianza al consumidor.
  • Contenido restringido: Aquí hablamos de temas que pueden resultar sensibles por motivos legales o culturales. No es que no se puedan mostrar anuncios en Google sino que no son aptos para todos los usuarios. Un ejemplo de esto sería la web de una agencia que organice despedidas de soltero. Evidentemente, sus anuncios van dirigidos a mayores de edad. Algo parecido ocurriría con las bebidas alcohólicas, juegos de azar o servicios financieros. La lista es bastante amplia así que te aconsejamos que consultes las políticas de Google Ads.
  • Requisitos editoriales y técnicos: A ver, el texto de un anuncio no puede estar escrito de cualquier manera. El uso de las mayúsculas o los signos de puntuación ha de ajustarse a las reglas de ortografía del país y el idioma al que dirijas tus campañas de marketing online. Por ejemplo, “Compre aquí su nueba moto!” Sería un título de anuncio de lo más desafortunado no sólo por estar mal escrito sino porque la llamada a la acción es demasiado genérica. Por otra parte, la dirección web de nuestros anuncios ha de coincidir con la página de nuestra tienda a la que llega el usuario tras pinchar en nuestra publicidad. ¿Qué cara pondrías si al hacer clic en un anuncio de lámparas de salón entraras en una página de encimeras de cocina?

Y aquí acaba nuestro post sobre qué no se puede anunciar en Google Ads. Como puedes comprobar, los requisitos generales para salir en esta red publicitaria no son difíciles de cumplir. Respeta la legislación y sé coherente con la información de tus productos o servicios que facilitas a tus clientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba